11 Señales Peligrosas De Que Tu HÍGADO Está Dañado, Si Tienes La No.3 Debes Ir Urgente Al Médico.

Aunque se conozcan los síntomas relacionados con un problema de hígado. Es necesario, acudir con el médico o especialista en cuestión, para poder recibir la atención, orientación y oportuno diagnóstico y tratamiento. Además es fundamental que elimines de tu dieta alimentos como bebidas alcohólicas, gaseosas, alimentos condimentados, embutidos y alimentos fritos. Debes seguir las medidas alimentarias y los parámetros estipulados por el médico con el fin de evitar cualquier enfermedad que interfiera con el buen funcionamiento de tu organismo.

Un hígado dañado puede ser muy peligroso y más aún si no prestaste la suficiente atención a las señales que tu cuerpo te está enviando. Si quieres saber lo que realmente está sucediendo, a continuación te presentamos las 11 señales peligrosas que te advierten que tu hígado se encuentra dañado y requiere atención urgente.

1. Hinchazón abdominal:

2. Fatiga, debilidad y dolores de cabeza

3. Ictericia

4. Trastornos digestivos

5. Después de beber agua, el color de la orina es más oscuro

6. Cambio de color en las heces

7. Pérdida repentina de peso y apetito.

8. Irritación, prurito o picazón de la piel

9. Reflujo ácido o acidez estomacal:

10. Retención de líquidos

11. Consumo de medicamentos

Así mismo, las personas con mayor riesgo de presentar enfermedades del hígado son aquellos que padecen de enfermedades como diabetes, que consumen bebidas alcohólicas en exceso, que trabajan con químicos tóxicos o en laboratorios en los cuales manipulan sangre, virus o bacterias y las personas con obesidad.

Tengo 70 años y no tengo ni dolor muscular ni dolor en las articulaciones; te muestro como lo hago.

Consejos adicionales:

No obligues a tu cuerpo a recibir alimento sin necesitarlo ya que hace que el hígado trabaje más de la cuenta y corra el riesgo de enfermarse.

Es aconsejable beber agua mineral en una cantidad de 8 a 12 vasos diarios, ya que ofrece el beneficio de desintoxicar el hígado y limpiar los riñones.