Ahora podrás cobrarles legalmente a tus padrinos si nunca te dieron domingos.

Increíble pero cierto, ya pronto podrás cobrarle a tus padrinos si nunca te dieron Domingos. Te dejaremos las razones del por qué los padrinos están obligados a darle a sus ahijados los Domingos tradicionales, ahora podrás reclamarlo.

La Iglesia católica está a punto de llegar a un acuerdo conjuntamente con los gobiernos de Latinoamérica, donde castigarán los padrinos que bautizaron sus ahijados por la iglesia Catolica y nunca le dieron Domingos. Estos tendrán que hacerles pagos parciales o la totalidad dependiendo el nivel de compromiso.

La iglesia busca con esto, que realmente se valore la palabra y el hecho de ser padrino para toda la vida, esto significa ser un segundo padre y debe ser tomado muy en serio, ya que la ceremonia que implica y la palabra de los padres y padrinos delante de Dios nunca debe ser en vano y mucho menos un juego.

En los últimos años, los padres han visto el bautizo como un hecho para llenar los ojos de los demás, se concentran en la decoración y la fiesta que tendrá, en vez de concentrarse en buscar padrinos creyentes que asuman la responsabilidad y la seriedad que es la Iglesia, y sobre todo DIOS.

Hace millones de años nuestros antecesores acostumbraban a llevar todos los domingos pan y agua a los niños que bautizaban o mejor dicho a sus ahijados. Conforme fue pasando el tiempo, se acostumbro a dar dinero aquellas bendiciones que bautizaron.

Para aquellos que se levantan de noche a revisar la casa o a orinar.

Sin embargo pareciera que esos padrinos de la actualidad no están cumpliendo con su verdadera tarea de esa gran responsabilidad que en un momento decidieron adquirir ante nuestro gran señor Jesucristo.

Es por eso que la iglesia católica en conjunto con las autoridades mexicanas llegaron a la conclusión que los padrinos que no cumplan con sus obligaciones tales como dar domingo, se acumularan hasta que los niños sean mayores de edad y puedan reclamar el monto total.

Las demandas serán penales y podrán alcanzar hasta 6 años de cárcel en caso de no remunerar económicamente al bautizado afectado. Con esto se esperan que las tradiciones no se pierdan y los padrinos se vuelvan un poco más responsables con sus ahijados.