Aviso muy importante! 10 medicamentos que no debes tomar si quieres cuidar tus riñones.

Los riñones son órganos que su función es filtrar los líquidos del cuerpo humano y expulsar los desechos a través de la orina, pero cuando recibe un contra ataque de diferentes medicamentos químicos, su función se resiente y empieza  afectado, disminuyendo o parando el buen funcionamiento de tu cuerpo.

A continuación te brindaremos una lista de los 10 medicamentos que más afectan a los riñones, entre las que se encuentran los antibióticos y los analgésicos.

Antibióticos como la ciprofloxacina, meticilina, vancomicina, sulfonamidas son los habitualmente más recetados por los médicos.

Los analgésicos de tipo acetaminofeno y los antiinflamatorios no esteroideos como la aspirina, el ibuprofeno, naproxeno, y los que sólo están disponibles con venta bajo receta médica.

 Los inhibidores de la ciclooxigenasa 2, incluyendo celecoxib habitualmente utilizados para tratar la osteoratritis.

Algunos de estos medicamentos fueron retirados de la venta por contener drogas que afectan la función cardíaca. Algunos de estos fármacos se modificaron para ser más seguros para el estómago pero supone el mismo riesgo para los riñones

 Los medicamentos para la acidez estomacal que contienen drogas como  omeprazol, lansoprazol, pantoprazol, rabeprazol y esomeprazol.

 Los medicamentos antivirales utilizados para el tratamiento del HIV y que al mismo tiempo tratan infecciones de herpes.

 Fármacos que regulan la presión de la sangre, como el captopril.

¡¡Dios Santo!! si lo hubiera sabido antes. Congelar limones puede curar todo esto.

 Medicamentos para tratar la artritis, como el infliximab, la cloroquina y la hidroxicloroquina y que al mismo tiempo se utilizan para tratar la malaria y lupus eritematoso sistémico, así como la artritis reumatoide.

 El litio, habitualmente utilizado para tratar el trastorno bipolar.

 Drogas que se aplican como anticonvulsivos, como la fenitoína y el trimethadione.

 Los medicamentos utilizando es tratamientos de quimioterapia, como interferones, pamidronato, cisplatino,

carboplatino, ciclosporina, tacrolimus, la quinina, la mitomicina C, bevacizumab; y ciertos fármacos antitiroideos que incluyen el propiltiouracilo, que se utiliza para tratar trastornos de la tiroides.

Si toma algunos de estos medicamentos para tratar algún problema de salud, pregunte a su médico por otras opciones menos nocivas para sus riñones.