Tengo 70 años y no tengo ni dolor muscular ni dolor en las articulaciones; te muestro como lo hago.

Los dolores musculares suelen ser bastante molestos e inoportunos, por lo general aparecen cuando realizamos un trabajo que requiere de mucho esfuerzo o cuando practicamos algún deporte tal y como es el atletismo, natación o el ciclismo.

Los dolores musculares y articulares pueden atacar a todos, pero lo cierto es que es más común en personas adultas ya que son mas vulnerables al problema. Y a pesar de que hoy en día existen decenas de fármacos distintos que prometen ayudarnos a lidiar con el problema, lo cierto es que estos solo calman el problema durante un determinado tiempo.

Es por ello, que en esta oportunidad queremos compartir con todos como elaborar un remedio casero para ayudar a combatir el problema desde la raíz. Dicho tratamiento solo requiere de dos ingredientes, estos son: agua y berenjena. Como bien sabemos la berenjena es uno de los alimentos mas saludables que podemos consumir y gracias a sus propiedades antiinflamatorias y los demás componentes que esta posee puede ayudarnos a lidiar con el problema de manera eficiente. Conoce como utilizarla a continuación.

Como preparar el agua de berenjena de la manera correcta para combatir los dolores musculares y articulares.

Ingredientes a necesitar:

– Una berenjena.

– Un litro de agua.

Preparación y modo de uso:

Vamos a pelar la berenjena, una vez pelada la cortamos en rodajas. Ahora, ponemos el agua en la estufa a fuego medio, cuando comience a hervir le añadimos las rodajas de berenjena y dejamos que cocine durante unos minutos, luego se debe apagar el fuego y dejar reposar hasta que enfríe.

Esto es lo que el color de tus uñas revela sobre tu salud, no lo ignores y advierte a tus amigos

Una vez fría filtramos para eliminar las semillas de la berenjena y dividimos el líquido en tres porciones, la primera debemos tomarla en ayunas, la segunda antes de almorzar y la tercera y ultima antes de irnos a dormir. Para mejores resultados masajea la zona adolorida con un poco de aceite de oliva y deja actuar durante toda la noche.

Si nuestro contenido te parece interesante y te gusta, no dudes en compartirlo con tus amigos y familiares. No olvides dejar tus aportes, dudas, preguntas y comentarios sobre el articulo.