Col para la tiroides.

Las toroides son unas glándulas en forma de mariposa que se encuentran en la parte superior del cuello. Estas tienen  una función regularizadora del organismo muy importante. Por eso cuando estas no están funcionando correctamente nuestro cuerpo puede verse seriamente afectado.

Depende del tipo de afección que nuestras glándulas tiroideas están presentando van a ser los efectos adversos que vamos a enfrentar en el cuerpo, e incluso pueden agrandarse creando un gran bulto en nuestra garganta. Pero los problemas que ocasionan pueden aun ser peores si no la tratamos a tiempo. 

Lo mejor de todo para tratar este problema y evitar que nuestras glándulas se descontrolen es mediante a la alimentación. Si comemos saludables esto puede mantener controladas las funciones de la tiroides. Dentro de esos alimentos que ayudan a la salud de esta glándula está la col rizada o repollo.  Comerlo regularmente ayudará a prevenir que estas se enfermen. Pero si ya está padeciendo esta enfermedad te ayudará a mantenerla bajo control.

¿Por qué la col rizada es buena para la tiroides?

Bueno, sabemos que el hipotiroidismo es causado esencialmente por la deficiencia de yodo.  La col rizada en especial, dentro de todos los vegetales verdes, es la que contiene bociogenos. Estos son químicos naturales que ayudan a que se absorba adecuadamente el yodo en nuestro organismo, ya que una que una de las causas por las que empeora el hipotiroidismo es la mala absorción del yodo.

0 Limones en la nevera; dale el último adiós a la diabetes, los tumores y el sobrepeso

Es importante que este vegetal no falte en nuestras comidas, en especial debemos inculcarle el hábito de comerlos  en los niños para evitar problemas a futuro.  Está comprobado que aun con el diagnostico de hipotiroidismo mejora significativamente cuando consumimos col rizada diariamente. Se reducen los síntomas y mejora la condición de la enfermedad.

La forma de consumirla va a depender de tu gusto, puedes comerla como una ensalada fresca o bien al vapor con un poquito de ajo y aceite de oliva. Inclúyela también en otros a alimentos cuanto prefieras, lo importante es que diariamente consuma una porción de al menos una taza de este vegetal.