Familia muere por un error de cocina.

Aunque muchas veces pensamos que estamos seguros dentro de la comodidad de nuestros hogares, no siempre resulta así. Hay sucesos que son impredecibles y que no hay forma de que ni siquiera imaginemos que vayan a pasarnos. Es por ello que se hace necesario conocer ciertas cosas que en su momento pudieran salvarnos la vida.

Lo que pasó con esta familia es algo que pudo haberle pasado a cualquiera. Como le paso a una familia de 5   de la cual solo una niña sobrevivió y quedó huérfana además de perder a su hermano y su abuela. Todo por unas papas que quedaron por un buen tiempo en el sótano de la casa donde Vivian.

Sucede que las papas tienen un componente que se encuentra en la mayoría de plantas venenosas. Solo que este compuesto llamado glicoalcaloides se encuentra en una cantidad pequeña en las papas.  Este químico es muy toxico si es ingerido en grandes cantidades. El problema en las papas es que cuando estas se dañan o se pudren este compuesto se multiplica por 1000% y libera un gas extremadamente toxico.

Ahora bien, ¿cómo se intoxicó y murió la familia? María la única sobreviviente de ocho años conto que su padre había bajado al sótano de la casa a buscar papas que había allí almacenadas para hacer el desayuno.  Al cabo de un buen tiempo su padre no subía por lo que su mama fue a ver qué pasaba, ella tampoco volvió a subir.  Más tarde bajaron también el hermano y la abuela  de María. Esta última antes de bajar había pedido ayuda a los vecinos. 

Madre muere tras picadura de un insecto común: Ahora la familia quiere advertir a los demás.

Incluso María estuvo a punto de morir porque también entro al sótano pero afortunadamente la madre había alcanzado abrir una puerta que daba al jardín y parte de los gases se estaban disipando.

Esta es una historia muy trágica; pero se las comparto para que sepan los peligros que pueden enfrentar si dejan que la papa se pudra; y más si la dejan pudrir en un lugar cerrado. Por tanto, si ves que tus papas se están empezando a podrir, tíralas antes de que ocasionen un daño irreparable.