Deja morir a su bebe por irse de fiesta

La verdad que hay mujeres en este mundo que no deberían tener el privilegio de ser madres, o bien de tener hijos, porque madre es aquella que es capaz de dar hasta su vida por el bienestar de sus hijos. Las demás son solo individuos que fueron bendecidos con ser los que trajeron al mundo una criatura y no tuvieron el valor o el talento de velar por el desarrollo físico, emocional y espiritual de la misma.

En esta ocasión se trata de una mujer que logró salirse con la suya. O bien por el momento, porque al fin y al cabo todo se paga en la vida.  Aunque quien debio comenzar a hacerla pagar no tuvo la entereza de hacerlo. Este gran fallo  lo cometió un juez en Rusia al realizar una sentencia; estoy segura de que estarás de acuerdo con este enunciado al terminar de leer este artículo.

Victoria Kuznetsova, una joven madre de 17 años de edad; causó frustración e indicación en Rusia; después de haber sido condenada a tan solo 6 ½ años de prisión. Quizás te estés preguntando ¿Qué hizo? ¿Cuál fue su crimen? Bueno, Victoria dejó que su bebé de tan solo 9 meses muriera de hambre porque ella decidió que debía de tomar un tiempo para ella y salir de fiesta con sus amigos.

Esta es la razón por la que decía que no todas deberían tener el privilegio de tener hijos.

Según las investigaciones, Victoria había ingresado a la universidad y se quejaba constantemente de que el bebé la mantenía despierta toda la noche y no le dejaba tiempo para salir con sus amigos; de modo que planeó terminar con la vida del pequeño Egor.

Familia muere por un error de cocina.

Ella aprovechó que su esposo salió de casa a cumplir servicios militares. Entró al niño en su carrito, cerró la puerta con seguro y se fue de fiesta. Ella pasó toda una semana festejando, quedándose a dormir en las residencias universitarias; mientras el bebé estaba solo en la casa.

En toda la semana que estuvo fuera, solo volvió a casa una vez y fue para darle un poco de agua a su perro.

Cuando a Victoria le preguntaban que donde se encontraba el bebé, ella les respondía que se estaba quedando con una tía. Cuando sus vecinos no la habían visto a ella ni al bebé por una semana, decidieron llamar a la policía.

La policía rompió la puerta del apartamento para encontrarse con una horrible situación; el bebé estaba muert0 en su carro.

Cuando la interrogaron, ella admitió que lo dejó morir porque ya no quería cuidarlo.

Para el asombro e indignación de muchos; cuando el juez leyó la sentencia, la mujer no mostró ningún signo de remordimiento o vergüenza. Ella solo estaba preocupada por lo que le sucedería a ella.

Cuando el juez la sentenció a 6 años de cárcel; el público estalló porque no consideraban que esa era una sentencia justa. Muchos la querían golpear, otros matar, y otros simplemente querían que le dieran una sentencia de por vida.

La verdad que si de mí dependiera o fuera juez la encarcelaría por un mes sin comida ni agua, si sobrevive a eso sabrá en carne propia lo que ella le hizo pasar a esa pobre criatura que llegó al mundo a través del cuerpo equivocado y se fue de la manera más horrible que existe.