Los 5 secretos que el médico nunca te dice sobre la menopausia.

No es dudar, que la menopausia es una etapa de la vida que contrae pasar por diferentes cambios, por lo que mientras más conozcas sobre la menopausia, menos sufrirás cuando llegue ese momento.

Para no alargar mucho el tema a continuación, en este artículo te mostraremos los 5 secretos que posiblemente nadie te revele sobre la menopausia. Muchas veces yo pienso que extendemos mucho nuestro contenido y lo que en realidad el lector quiere ver se lo dejamos para último.

Pero hoy no deberás preocuparte vamos hacer una excepción de una forma muy fácil y cómoda para que usted pueda entender mejor lo que nosotros queremos explicarles. Lo que te contaremos hoy de la menopausia debes prestarle mucha atención y a la misma vez, fijarte si esto te está pasando ya.

Aumento de peso.

Pues aumentar de peso es bastante habitual en la menopausia y es algo que pasa de forma gradual. Mediante el envejecimiento se producen cambios en la distribución de la grasa corporal, por lo que la grasa se agrupa más en la parte abdominal. En el aumento de peso se pueden ganar de 5 a 25 libras, por lo que debes llevar una alimentación saludable y hacer ejercicio mínimo 30 minutos al día.

Huesos débiles.

Si tu novio bebe esto, te dará la mejor noche de tu vida.

Mediante la menopausia los ovarios dejan de originar unas hormonas conocidas como estrógenos, las cuales se encargan de mantener los huesos fuertes. Sin embargo, puedes controlar el estado de tus huesos con el consumo de alimentos abundantes en calcio y vitamina D, así como también haciendo alguna actividad física todos los días.

Cambios de humor.

Las fluctuaciones hormonales en la menopausia suelen sufrir alteraciones en la química cerebral, por lo que se tienen cambios de humor constantemente. Es por eso que de repente sientes tristeza, ansiedad, coraje, vulnerabilidad y agotamiento.

 Problemas para dormir.

Estos pueden estar entrelazados con los sofocos que aparecen mediante la noche, pero además también, por la disminución de estrógenos y progesterona, así como de la inestabilidad emocional.

 Sofocos y sudoración.

Estos se ocurren por el  incremento y descenso de repente de la temperatura corporal, por lo que los sofocos provocan palpitaciones cardíacas, sensación de ansiedad, tensión y temor.

Ciertamente les damos las gracias por haberte tomado este  tiempo para leer este artículo. Si te hayas útil esta información, por favor no olvides compartirla con tus amigos y familiares. Tu apoyo en nuestro esfuerzo de compartir información gratuita sería muy apreciado