Médico desconecta el respirador entonces algo se mueve debajo de la sabana.

Para quien cree que los milagros no existen este es uno de los que no podrá negar. Este caso es realmente sorprendente. Cuando unos angustiados padres se despedían de su hija luego de luchar un buen tiempo en el hospital y ya al darse por vencido ella volvió a la vida.

La persona en cuestión es solo una chica de 22 años llamada Sanz Henning.  Para ella todo parecía que iba a ser muy exitoso pues era súper inteligente y su promedio en las calificaciones eran más altas que la de todos sus compañeros.  Empezó a estudiar derecho y todo iba de maravilla. Hasta que en el verano dela año 2016 sufrió un grave accidente mientras iba acompañada de su novio.

Mientras iba camino a visitar a sus padres, el auto se salió de la carretera dando varias vueltas. El novio de Sanz  afortunadamente salió ileso del accidente. Pero ella se llevó la peor parte, resultó gravemente herida. Fue llevada de emergencia al hospital para ser atendida. Ahí le practicaron tres intervenciones quirúrgicas para tratar sus diversos traumas y así poder salvarle la vida.

A pesar de los esfuerzos por salvarla una lección en el cuello le provocó un grave daño cerebral. Debido a esto los médicos debieron inducirla al coma para mantenerla en reposo total para que su cerebro se desinflamara y pudiese recuperarse.

Pensaban que este perro lloraba la muerte de su amo, pero escondía algo aún más conmovedor.

En ese estado trascurrían los días y Sanz no mostraban mejoría. Sus padres aun mantenían la esperanza.  Pero ya eran pocas las posibilidades. A raíz de esto los médicos se reunieron con la familia y le aconsejaron desconectarla pues ya habían pasado 19 días sin mostrar ningún tipo de cambio.

Luego de varios minutos de haberla desconectado del soporte vital notaron que la sabana con la que la habían cubierto se movía. Lo ocurrido allí fue llamado incluso por los médicos un milagro. Sanz despertó completamente para seguir viviendo. Aunque necesitó largas horas de terapia de recuperación ha ido recuperando sus capacidades físicas e intelectuales.

Además de esto sigue esforzándose para lograr su sueño de ser una gran abogada algún día.