Remedios naturales para mejorar la circulación

Muchas enfermedades derivan de una mala circulación. Tener una mala circulación puede incluso llevarte a la muerte.

Causas

  • Vida sedentaria.
  • Fumar cigarrillo.
  • Diabetes.
  • Hipertensión.
  • Coágulos de sangre.

De igual forma; tener una mala circulación puede presentar muchos problemas a la salud. Por lo que, te presentaré diferentes remedios; todos caseros, para mejorarla de forma rápida y natural.

Los signos que indican que tienes una mala circulación tardan un tiempo en aparecer; por lo que, si ya has sido diagnosticado con esta condición; es bueno que sigas los consejos que te presentaré a continuación.

Remedios naturales para la mala circulación

Tomar mucha agua: toma al menos 8 vasos de agua al día. Eso sí, si te encuentras realizando alguna actividad física, como mínimo debes de tomar 8 vasos de agua al día; para evitar la deshidratación.

Pimienta de cayena: esta fortalece el corazón y las arterias. Esta acción se debe a que la pimienta de cayena contiene altas concentraciones de capsaicina. Si tienes placa acumulada en los vasos sanguíneos; esta también te puede ayudar a eliminarlas.

El ginkgo biloba: esta planta ayuda a mejorar tu memoria; ya que aumenta la circulación sanguínea en el cerebro. Si la tomas en cápsulas; te traera beneficios respecto a las varices.

Castaño de indias: fortalece las paredes capilares gracias a sus propiedades. Además, reduce la inflamación de las venas varicosas y mejora la circulación del organismo.

Jugos con propiedades laxantes para combatir el estreñimiento

Ajo: Ayuda a reducir la presión y la placa de los vasos sanguíneos; por lo que, ayuda a prevenir aterosclerosis.

Aceite de pescado: reduce la grasa de las arterias gracias a su alto contenido en omega 3 y aumenta el colesterol bueno.

Aceites esenciales: mejoran el flujo sanguíneo gracias a sus propiedades termo génicas. También, ayudan a relajar los músculos.

Jengibre: el jengibre contiene gingerol y zingerona; los cuales son compuestos wue previenen la formación de coágulos y enfermedades cardiovasculares.