10 síntomas de que tus riñones están enfermos + una bebida natural para limpiarlos sin medicamentos.

En esta oportunidad vamos hablarle sobre los síntomas que presenta nuestro organismo cuando nuestros riñones necesitan ser depurado y sobre la receta de un tratamiento natural y casero que puede ayudarnos a limpiarlo. Si sientes que tus riñones están fallando continúa leyendo este artículo, recuerda que los riñones son órganos vitales muy importantes para el cuerpo humano, de hecho, cuando los riñones se enferman nuestra salud pende de un hilo.

La realidad es que muchas veces nuestros riñones están enfermos y no nos damos cuentan, pues los síntomas de alerta que nuestro organismo envía suelen ser tan simples que no le prestamos atención.  Pero, si te preocupa tu salud y quieres saber cuáles son los síntomas más frecuentes que presentan las personas con problemas renales más un tratamiento completamente natural para ayudar a combatirlo, preste mucha atención a la información que estaremos compartiendo en este artículo.

Síntomas de que nuestros riñones necesitan una limpieza.

– Dolor abdominal

– Inflamación de tobillo

– Sed insaciable

– Dolor o picor al orinar

– Hemorragias

– Hematomas

– Inflamación alrededor de los ojos

– Dolor en la espalda baja

– Orina muy amarillenta u oscuro

– Deseo de orinar frecuente

– Cambios en la presión arterial

Ahora que ya conoces cuales son los principales síntomas que presenta una persona cuando sus riñones no están saludables es importante que busque ayuda si sientes alguno de los problemas antes mencionados, aquí le mostraremos una gran alternativa que puede servirnos de mucha ayuda para combatir estos problemas. No obstante, que optes por utilizar este tratamiento no significa que no debas consultar con un médico especialista.

Esta mascarilla te blanquea y quita las arrugas de forma natural.

Remedio natural para ayudar a limpiar los riñones

Ingredientes a necesitar:

– 300 g de sandía cortada en cubos

– El zumo de un limón

Procedimiento

En primer lugar, quitaremos la cascara de la sandía, hecho esto extraemos el zumo de limón. Acto seguido, colocamos ambos ingredientes en la licuadora y procesamos hasta unificar. Para finalizar vertemos la sustancia obtenida en un vaso y tomamos de inmediato. Si gusta, puede añadirle varios cubos de hielo para que sea más refrescante.