Toma una taza de esta infusión y empieza a bajar el vientre inflado desde el primer día.

Una de las cosas que más nos pone en pánico es el estado físico, sin importar nuestra edad. Y la verdad es que a nadie le gustaría lucir un cuerpo inflado u obeso y sin silueta. Por esta razón muchas personas invierten mucho tiempo y energías.

Entonces, son pocas las personas que logran tener el cuerpo ideal. Pero, usted no sabía que esto se debe a diferentes razones. Pues uno de los motivos es por la que muchas personas no obtienen los resultados deseados, es porque no se esfuerzan lo que tienen que esforzarse.

Muchas personas se inscriben en los gimnasios o empiezan una dieta para perder peso. Por otro lado, no cambian su estilo de vivir, por lo que acaban eliminando todo tipo de esfuerzo que hacen por lucir bien. En pocas palabras, lo que avanzan al momento de ir al gimnasio  o con dieta, lo desbaratan al comer comida chatarras.

Otra motivo por la que muchos no pueden bajar la panza, es porque no cogen el problema desde la raíz. Mucho se imaginan que tener un vientre grande es sinónimo de grasa abundante acumulada. Entonces, no en todos los casos se debe a esto. En algunas ocasiones, puede parecer que tenemos el vientre inflamado. En este caso, no hay nada mejor que el té de diente de león para desinflamar el vientre.

Beneficios de té de diente de león.

Mucha gente puede considerar el diente de león como una  hierba mala. Lo que pocos saben es que la misma es abundante en vitamina y minerales esenciales para la buena salud. Esta es abundante en vitamina A, C y K. este té promueve la buena salud del hígado y previene las hemorragias.

Conoce todo lo que puede hacer el calabacín por nuestro organismo: nunca dejes de comerlo.

De la misma manera, es un diurético natural por excelencia. Por este motivo, casi todas las personas con problemas renales lo usan para aliviar su problema. Eso sí, antes de comenzar el tratamiento con el té de diente de león, tenemos que consultar a nuestro médico.

Por otra parte, como ya hemos dicho, este té es específicamente útil para desinflamar el vientre. Al igual, colabora a combatir la retención de líquido y muchos otros problemas de salud. Si deseas aprovechar todas sus propiedades, presta atención a las siguientes indicaciones. A continuación, te explicamos cómo preparar este fabuloso té.

Qué necesitaremos:

Dientes de león seco (3 cucharadas).

Jengibre rallado (¼ de cucharada).

Miel de abeja natural (al gusto).

Pimienta negra (½ cucharada).

Canela (al gusto).

Agua (750 ml).

Preparación y uso:

Para elaborar  este té es mucho más fácil de lo que te puedas estar imaginando. Solo tienes que colocar todos los ingredientes (exceptuando la miel) y llevarlas al fuego. Mientras se calienta, debemos removerla constantemente. Para que el té no pierda sus propiedades, no debemos dejarlo hervir, solo lo calentaremos. Antes de que llegue al punto de ebullición, deberán haber pasado alrededor de 10 minutos, dependiendo del fuego.

Después, apagaremos el fuego y taparemos la infusión, dejándola reposar por un más o menos de 10 minutos.  Ya finalmente, filtraremos la mezcla y la llevaremos a la nevera. La miel la agregamos después de servirlo en una taza.

De esta poderosa infusión debe consumir 2 tazas al día. Después de servirla, añadiremos miel; nunca la endulzaremos con azúcar. Si en casa tiene de estas planas, puede ponerlas a secar por usted mismo y así evita tener que comprarlas. Solo debe evaluar que las hojas y flores estén saludables. Después la dejará secar al sol por 2 días y las almacenará en un lugar fresco y seco. Para preparar esta infusión necesitará alrededor de 7 hojas.