Tratamiento de re polarización para restaurar el cabello de la raíz a la punta. ¡Hazlo en casa!.

Una de las cosas que las mujeres no podemos soportar es tener el pelo maltratado. Esto nos da una apariencia nada agradable. Incluso podemos maquillarnos perfectamente y estar bien vestidas, pero si el pelo se ve mal nada nos hará ver bien. Es por eso que muchas de nosotras gastamos una fortuna tratando de cuidar nuestro pelo.

El principal daño del pelo es provocado por los productos químicos que usamos. Los tintes, decolorantes, alisados, así como los aparatos que aportan calor como la plancha, dañan progresivamente el cabello. Esto lo comenzamos a notar cuando la hebra se vuelve quebradiza, pierde elasticidad y brillo. Además de esto hay agentes  naturales como la mala alimentación, el sol, y la falta de cuidado que pueden ser muy desastrosos para la salud del cabello.

Precisamente un tratamiento re polarizador puede acabar con los daños que le hemos estado haciendo a nuestra melena. Lo mejor de todo es que lo puedes hacer tu misma en casa haciendo uso de una plancha y papel aluminio. El resultado de la re -polarización capilar es inmediato y si tienes el pelo  muy  maltratado   puedes  hacerla  dos  veces  al  mes.   Si  no  lo tienes  en  muy  malas  condiciones,  puedes hacerlo  una  vez  al  mes para que el cabello recupere el brillo y la vitalidad que ha perdido.

Para preparar este tratamiento Necesitas:

 Plancha Iónica para cabello, Papel de aluminio, Envase de plástico o vidrio, Gorro plástico o papel film, acondicionador para aplicar en el cabello y unos 3 a 4 cubos de hielo.

Toma esto tres veces al día y acaba con la grasa abdominal.

Cuando tengas esos productos debe preparar una mascarilla para luego aplicarla. Al acondicionador debes agregarle  dos cucharadas de uno o dos de los siguientes productos: aceite de almendras, aceite de argán, keratina pura o aceite de coco natural. Añadir una cápsula de vitamina E.

Lo mezcla en un recipiente plástico o de vidrio y luego lo vamos a utilizar.

Primero lava tu cabello con un champú para pelo seco y enjuaga bien. Seca el cabello con una toalla y aplica generosamente  sobre el pelo húmedo la crema que hemos preparado. Luego desenreda el cabello con cuidado con  un peine de dientes anchos, lo mejor será hacerlo separando el cabello por mechones.

Lo siguiente es forrar la plancha con papel de aluminio. Puedes poner dos capas de papel de aluminio. La temperatura debe ser de  180 grados. Una vez que la plancha esté caliente, pásala por cada mechón empezando con pequeños toquesitos  y terminando con dos pasadas.

Cuando termines con la cabeza completa, cúbrela con un gorro plástico o papel film y deja  actuar el tratamiento unos 20 a  30 minutos. Después de este tiempo quítate el gorro y deja que el pelo se enfríe. Cuando el pelo esté frío, enjuaga el cabello abundantemente con agua fresca y para terminar aplica hielo a partir de la mitad del pelo para sellar la cutícula  y seca el cabello de la manera acostumbrada.

Ese tratamiento puedes hacerlo una vez por semana, durante el tiempo que estimes conveniente. Cuando notes que ha sido reparado, puedes suspenderlo y hacerlo cada vez que sientas que necesitas mejorar su aspecto.