Prepara y aplica este remedio a base de sábila y limón en la zona con varices y mira como desaparecen.

Las venas varicosas, también conocidas como varices son venas tortuosas y dilatadas que pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo, pero las piernas son más vulnerables a su aparición. Por lo general, las vaneas varicosas suelen llamar a la atención de los demás debido a que se muestran por encima de la piel.

Por tanto, este es uno de los problemas estéticos que las personas más buscan combatir. Si bien en las farmacias podemos encontrar diversos tipos de productos elaborados por distintas industrias domesticas para ayudar a combatir el problema. Sin embargo, No todos podemos pagar estos productos y es por ello que hoy te queremos compartir una gran alternativa natural.

Hablamos de un remedio elaborado a base de los recursos que nos ofrece la madre naturaleza y que puede brindarnos lo mismo o mejores resultados que los productos profesionales que podemos encontrar en las tiendas supermercado. Si quieres conocerlo busca lápiz y papel y presta atención a la siguiente receta.

Remedio casero para combatir las varices

Ingredientes a necesitar:

– Una papa blanca.

– La mitad de un limón.

– Una penca de áloe vera.

Preparación y modo de uso:

Antes de proceder a mostrarle como elaborarlo cabe mencionar que es importante que todos los ingredientes sean frescos, de este modo obtendremos mejores resultados. Ahora, pacemos con la receta:

Prepara este exfoliante natural y prepárate para tener un rostro rejuvenecido y libre de imperfecciones

Lo primero que debemos hacer es extraer el cristal de la penca de áloe vera. Acto seguido, pelamos el limón y la papa, hecho esto, procedemos a rallar la papa y a extraer el zumo de limón. Ahora, vamos a colocar todos los ingredientes en un frasco de vidrio con cierre hermético y guárdalo hasta el momento de su uso.

Aplica y masajea la zona afectada con este producto durante 5 minutos, luego procede a envolver la zona con una manta (preferiblemente de lana) y vete a dormir.  A la mañana siguiente retira lavando la zona con abundante agua.

Si nuestro contenido te parece interesante y te gusta, no dudes en compartirlo con tus amigos y familiares. No olvides dejar tus aportes, dudas, preguntas y comentarios sobre el articulo.