Pensaba que esto era sólo una vena.

Las varices o venas varicosas son algo normal de ver en nuestro cuerpo a medida que van pasando los años. Si permanecemos mucho tiempo de pie, si hacemos poco ejercicios físicos o sufrimos de mala circulación es muy probable que estas aparezcan incluso si no somos muy mayores aun.

En realidad esto era lo que este hombre pensaba que tenía en su pie. A sus 42 años pensó que ya la edad le estaba cobrando factura y estaba comenzando a ver los estragos que esto causa en el cuerpo. Pero lo que era muy distinto a que fuese una vena es que tenía una comezón terrible encima de la vena que él podía observar.  Fue por esa razón que fue al médico en busca de algo que calmara la comezón en su pie.

La respuesta que le dio el medico lo dejo sorprendido, no era para nada lo que él esperaba. Lo que él realmente tenía en el pie era un parásito llamado anquilostomiasis. Varias larvas de este parásito habían eclosionado y fueron migrando por debajo de su piel.

Los parásitos de diversos tipos son muy fáciles de contraer. Por eso es muy importante que tengamos una higiene extrema. El lavado frecuente de manos, especialmente cando salimos fuera de casa o cuando vamos a comer. Es importante también que nuestros alimentos como las carnes, huevos, pescados y demás estén bien cocidos, en caso de las frutas y vegetales lavarlo muy bien con algún anti bacterial.

Fascinante, anota la receta porque esto cura: la diabetes, páncreas, hígado, colesterol, quema grasa y más.

Andar descalzo en la tierra es una forma muy común de contraer este tipo de parasito. ¿Siquiera eres capaz de imaginar algo así debajo de tu piel? Con solo imaginarlo se me ponen los pelos de punta. Es por esto que lo mejor es evitar andar descalzos; principalmente en lugares concurridos, como la playa.

Por suerte este hombre pudo ir a tiempo y le extrajeron el parasito mediante una pequeña cirugía luego fue tratado con antihelmínticos para eliminar el resto y los huevos que quedaran en su cuerpo. Aunque es muy común tener parásitos hay ciertos tipos que si no le prestamos atención pueden causarnos problemas graves e incluso la muerte.