Tip para evitar que la lechuga se oxide.

En nuestro hogar es bueno contar con alimentos frescos a la hora de cocinar. Sabemos que los productos que vienen procesados como como los enlatados y embutidos así como los granos pueden durar mucho tiempo almacenados sin dañarse. No es lo mismo con los alimentos verdes que suelen dañarse con mucha facilidad.

Uno de los productos que suelen perderse muy rápido es la lechuga. Aunque cometemos el error de guardarla en la nevera y así preservarla más, lo cierto es que pierden algunos de sus nutrientes. Además que una vez refrigerarada su frescura no es la misma. Esto porque se refrigera de forma inadecuada.

Es por eso que en este artículo te dejare unos consejos para que conserve tus lechugas por más tiempo. Así que toma nota y  en práctica estos consejos que te van a ayudar muchísimo.

Procedimeinto.

Lava la lechuga y posteriormente retira sus hojas con la mano, ya que si se corta con el cuchillo se cortan los filamentos de la verdura y ocasiona que se oxide mucho más rápido.

 Sécala perfectamente y envuélvela en una toalla de papel antes de guardarla en el refrigerador. Esto ayuda a que las hojas absorban el exceso de agua sin que se deshidraten.

 También puedes guardarlas en una bolsa de plástico en los cajones especiales que tiene el refrigerador para las verduras, esto permitirá una mejor conservación.

Si el dinero y el amor no llegan a tu vida, tu espacio está lleno de energía negativa, mira como eliminarla.

 Lava la lechuga con abundante agua y posteriormente añade un par de gotas de desinfectante y después un par de minutos enjuaga, esto ayudará a que no se oxide rápido y se mantenga fresca.