Mi madre tiene 30 años sufriendo de dolores articulares, cuando le duele bebe esto y adiós desaparece

Un problema de salud al que muchas personas deben enfrentarse es al dolor en las articulaciones. Este puede ser provocado por desgastes, artritis, distención muscular, sobrecargas lupus o reuma. Por tal razón, siempre se recomiendo seguir el tratamiento que nos prescriben los doctores.

Pero, además podemos complementar dichos tratamientos con remedios naturales. Es cierto que los remedios naturales no nos curarán de esta enfermedad.

Lo que sí podemos conseguir es una mejor calidad de vida, donde el dolor no nos moleste. Por eso, el día de hoy te hablaremos de cómo la cúrcuma y el jengibre son buenos para combatir el dolor articular.

Beneficios del jengibre

Junto con el dolor en las articulaciones, pueden presentarse rigidez articular, inflamación, entumecimiento y dolor intenso en las noches. Esto sucede porque las células encargadas de crear los componentes del cartílago empiezan a fallar. Esto es lo que genera la inflamación y todos los demás problemas.

Sin embargo, el jengibre es rico en gingeroles y shogaoles, un tipo de oleorresinas muy efectiva para combatir la inflamación. Al mismo tiempo, nos ayuda a eliminar esos químicos que provocan el dolor por artritis o reuma.

De igual forma, el jengibre cuenta con propiedades desintoxicantes. Estas nos ayudan a eliminar cualquier toxina que pudiera provocarnos infecciones e inflamación en las articulaciones. A su vez, esto también nos ayudará a aliviar y hasta eliminar por completo el dolor.

Una de las razones por las que el jengibre es tan popular, es porque es una alternativa natural para el ibuprofeno. Como sabes, este medicamento suele venir acompañado de peligrosos efectos secundarios. Sin embargo, el jengibre, al ser un producto natural, no nos causará efectos secundarios.

En resumen, el jengibre es muy bueno para tratar la inflamación y el dolor en las articulaciones. Este cuenta con los mismos principios activos que el ácido mefenámico y el ibuprofeno. La única diferencia es que no tiene efectos secundarios.

Beneficios de la cúrcuma

Desde hace muchos años, la cúrcuma se ha utilizado para tratar dolencias relacionadas con la inflamación. Su compuesto activo llamado “curcumina” es especialmente útil para tratar el dolor y la inflamación de las articulaciones. También es muy útil para combatir golpes traumáticos, dolor de muelas y hematomas.

Detrás de estas hojas se oculta la cura definitiva para la diabetes, el colesterol y tener el pelo largo

La cúrcuma tiene la capacidad de reducir la liberación de los mediadores inflamatorios. Esta también estimula la producción de cortisona en las glándulas adrenales. Por otro lado, la curcumina tiene propiedades muy similares a la cortisona y la fenilbutazona. Ambas son muy utilizadas en el mundo de la medicina para combatir la inflamación y el dolor en las articulaciones.

Si quieres aprovechar todas las propiedades del jengibre y la cúrcuma, estas de suerte. A continuación te dejaremos las instrucciones que debes seguir para preparar una rica infusión. Presta atención y sigue los pasos al pie de la letra.

Qué necesitaremos:

– Agua (1 litro).

– Canela (1 ramita).

– Miel (1 cucharada).

– Cúrcuma (5 gramos).

– Raíz de jengibre fresca (5 gramos).

Preparación y uso:

Para comenzar, debemos poner a hervir el agua. Cuando llegue al punto de ebullición, agregaremos el jengibre picado en trozos, la canela, y la cúrcuma. Después, dejaremos que todos se cocine por 30 o 35 minutos más. De esta manera, todos los ingredientes desprenderán sus compuestos activos y los dejarán en el agua.

Agotados los 35 minutos, apagamos el fuego y dejamos reposar la infusión por otros 15 minutos. Ahora, tomaremos un colador y filtraremos la mezcla, conservando el líquido. Finalmente, endulzaremos la infusión con la miel. Podemos guardar esta sustancia en un frasco de cristal oscuro y colocarlo en un lugar donde no le dé el sol, no necesariamente en la nevera.

Vea también: Las várices me tenían harta, pero aplique este remedio y la comenzó a borrar el mismo día

De esta infusión debemos tomar 1 taza en ayudan y las otras 2 tazas 2 minutos después de cada comida principal. En general, no provoca efectos secundarios, aunque puede haber excepciones según tu organismo. En todo caso, solo será cuestión de días para que comiences a sentir que tu dolor en las articulaciones desaparece.

No esperes más y prepara hoy mismo este fabuloso remedio natural. Te aseguramos que quedarás sorprendido con los resultados que conseguirás. Recuerda que no solo eliminarás el dolor, también reducirás la inflamación y mucho más. Para que tus amigos también lo aprovechen, comparte con ellos este artículo.

NO TE VAYAS SIN SEGUIRNOS, PRESIONA “ME GUSTA”