Como hacer pan pita árabe.

Hola amigos y amigas que siguen mis recetas y consejos, hoy le traigo una novedad que no había publicado antes, pero a mi he gustado tanto desde que comencé a hacerlo para mi familia que quiero compartir esta riquísima y práctica receta con todos.

El pan de pita es una variedad de pan de origen mediterráneo, que se caracteriza por su forma redondeada y su capacidad de hincharse al cocinarse, creando una bolsa en su interior. A menudo se utiliza para envolver alimentos, como sándwiches o kebabs, y es popular por su versatilidad y textura suave. Se hornea a alta temperatura, lo que contribuye a su característica hinchada distintiva.

Ingredientes
Para aproximadamente 8 panes pita:

500 g de harina de trigo (puedes utilizar harina integral si lo prefieres)

7 g de levadura seca activa (aproximadamente 2 ¼ cucharaditas)

1 cucharadita de sal

1 cucharadita de azúcar

300 ml de agua tibia

2 cucharadas de aceite de oliva
Antes de hacer pan de pita, asegúrate de tener a mano harina de trigo, levadura, agua tibia y sal. ¡Listo para hornear deliciosas pitas!
Preparación

En un bol pequeño mezclar la levadura seca activa con el azúcar y 100 ml de agua tibia. Déjelo reposar durante unos 5 a 10 minutos o hasta que la mezcla se vuelva espumosa.

En un tazón grande, combine la harina y la sal. Haz un agujero en el centro y vierte la mezcla de levadura activada y aceite de oliva.

1 zanahoria, 1 manzana, 3 hojas de espinaca y 1 vaso de agua: prepara este licuado para tu vista.

Comienza a mezclar los ingredientes con una cuchara de madera o con la mano hasta que se forme una masa.

Transfiera la masa a una superficie ligeramente enharinada y amase durante unos 8-10 minutos, o hasta que la masa esté suave y elástica.

Forme una bola con la masa y colóquela en un bol ligeramente engrasado. Cubra el recipiente con un paño limpio y húmedo y deje que la masa crezca en un lugar cálido durante aproximadamente 1 hora, o hasta que duplique su tamaño.

Precalienta el horno a 230°C (450°F).

Una vez que la masa haya duplicado su tamaño, divídela en 8 partes iguales y dale forma de bola a cada parte.

Extienda cada bola formando un círculo de unos 15 cm de diámetro y 0,5 cm de grosor.

Coloque los círculos de masa en una bandeja para hornear ligeramente enharinada o en papel pergamino.

Hornee los panes de pita durante unos 5 a 7 minutos, o hasta que estén inflados y dorados.

Una vez horneados, retira los paneles de pita del horno y déjalos enfriar sobre una rejilla.

Una vez que estén completamente fríos, puedes cortarlos por la mitad con un cuchillo afilado para abrir el bolsillo.
¡Listo! Ahora tienes pan pita casero para disfrutar con tus aderezos favoritos, como hummus, falafel, verduras y más