Para que tú y tu familia tenga buena salud, agrega esto a tus hábitos. Sus efectos son duraderos

Seamos jóvenes o mayores, ricos o pobres, gorditos o delgaditos, a todos nos interesa mantenernos saludables y en buena forma. Ahora bien, sin importar cuales sean nuestras circunstancias, hay una serie de medidas sencillas que podemos tomar para mantener nuestra salud y la de nuestra familia. ¿a qué nos referimos? Preste atención a las siguientes cinco claves que lo harán mejorar su salud con un mínimo esfuerzo.

1. Mejore su alimentaciónvegetales

La comida rápida es una tentación para todos. El problema es que está cargada de azucares, sales y grasas que, en su mayoría, son perjudiciales para la salud. Lo mismo podemos decir de los alimentos pre-envasados o procesados. Por eso es conveniente sustituir estos alimentos por otros más nutritivos y saludables.

Entre los alimentos que tiene para elegir están los granos, cereales, frutas y, sobre todo, los vegetales. Mientras mas hierbas y especias consuma, más reducirá su consumo de sal. Otra cosa que podría tratar es, cocinar los alimentos al horno o al vapor en lugar de freírlos. Eso sí, asegúrense que las carnes queden bien cocidas y nunca ingiera comida en mal estado. Si le es posible, sustituya las carnes por pescados varias veces a la semana.

El complemento perfecto de una buena comida es un refrescante vaso de agua o cualquier otro liquido no azucarado. Los líquidos ayudan a mejorar la digestión, a adelgazar, desintoxican el organismo y embellecen la piel. Por lo tanto, complemente su alimentación consumiendo mucho líquido.

2. Preserve su cuerpo

En la vida moderna de hoy, tenemos muchas distracciones. El teléfono, la computadora o la televisión pueden ocuparnos mucho tiempo, haciendo que nos acostemos más tarde. Sin embargo, el sueño es esencial para la buena salud, pues mientras dormimos, el cerebro y todo nuestro cuerpo se reparan. Por lo tanto, una buena noche de descanso puede mejorar nuestra memoria y estado de ánimo.

Nuestra dentadura es de vital importancia para digerir los alimentos. Por ende, debemos cuidarlos bien para no perderlos con el paso de los años. Una buena práctica es cepillarlos después de cada comida complementando su limpieza con hilo dental. Pero es especialmente importante hacer esto antes de dormir, para evitar la formación de caries o enfermedades de las encías.

Blanquea tus dientes siguiendo estos sencillos consejos y consigue la sonrisa que tanto deseas

3. Lleve una vida activaejercicio

Unos de los beneficios que nos produce llevar una vida físicamente activa es que nos produce sensación de felicidad. También nos ayuda a tener más energía, ser más productivos y pensar con mayor claridad.

Cualquier actividad física que nos haga sudar y produzca un aumento leve en los latidos de nuestro corazón –como correr, caminar a paso ligero, montar bicicleta, entre otros- puede disminuir el riesgo a sufrir ataques cardiacos, derrames cerebrales y aumentar la resistencia.

Algo que puede hacer para empezar a llevar una vida más activa es cambiar sus hábitos. Por ejemplo, si suele usar el control de televisor para cambiarla ¿por qué no considera ir hasta el aparato y cambiarla manualmente? O quizás se pueda poner la meta de salir a caminar o correr ciertos días.

4. Proteja su higiene

Según una investigación realizada en estados unidos, lavarse las manos es la forma más eficaz de prevenir enfermedades infeccionas y mantenerse saludable. Esta práctica se recomienda especialmente antes de comer, después de tocar a nuestra mascota, ir al baño o cambiar pañales.

Algo que quizás le pueda sorprender es que, lavarse las manos con agua y jabón es mucho más efectivo que lavárselas con desinfectantes a base de alcohol. Por lo tanto, aproveche este punto en su favor y lávese las manos siempre que pueda.

5. Contágiele su motivación a la familia

Mientras más aprenda de su salud, mas deseoso estará de cuidarla. Por lo tanto, saque partido a las instituciones públicas o privadas de su país. Cada cierto tiempo, estas ofrecen programas y folletos educativos sobre una gran variedad de temas de salud. Aproveche todo oportunidad que tenga para aprender de ello y mantenga una mente abierta y dispuesta a realzar cambios.

Como podemos ver, es posible ser dueños de nuestra salud. Si nos decidimos a mejorar nuestra alimentación, cuidar de nuestro cuerpo, tener vidas físicamente activas, proteger nuestra higiene y motivamos a nuestra familia a seguirnos los pases, podremos estar seguros que estaremos contribuyendo a que no solo nosotros mismo, sino nuestra familia, tengan vidas saludables.

NO TE VAYAS SIN SEGUIRNOS, PRESIONA “ME GUSTA”